Portada

Lo esencial es invisible a los ojos


Saint-Exupery



Mi obra se articula en torno a series que se van entrecruzando. Está basada en el lenguaje de los materiales, tanto cuando trabajo con plomos, como cuando me expreso con materiales más frágiles, leves y ligeros (metacrilatos transparentes, cristales, papel encerado, plásticos...). Desde hace un tiempo ha estado buscando un tema, un material, que expresara algo ligero, transparente, casi invisible. Como diría Italo Calvino tratar de quitar peso a la estructura del relato, del lenguaje. Más que poetizar la materia, buscar una poética de la nada, la ausencia, lo leve, lo frágil, lo inmaterial....Esta idea más abstracta sobre la levedad, la ha concretado en distintas series: Tiempo de lágrimas, De huellas y sombras, Un mundo lleno de agujeros, Rostros velados, Rostros de sombra, Fragmentadas, El aire que transita...

Planteo cuestiones sobre la identidad, la ausencia, la invisibilidad o el género... Son rostros, huellas, sombras, siluetas... realizadas en papel, cartón o telas veladas en las que doy gran importancia a la piel de la materia. Un discurso donde se confunden los límites entre lo exterior-interior, la luz-sombra, lo positivo-negativo.

Una obra que utiliza elementos mínimos o frágiles como hilos, clavos, alfileres, papeles o pinturas casi invisibles y que renuncia a gestos exagerados o estridentes, puede correr el riesgo de interpretarse o leerse como meramente decorativa. Pero plantear la obra para hacerse oír en voz baja o tenue no implica que esta sea menos intensa y que no hable de temas tan importantes o transcendentales como el género, lo social, o las contradicciones entre el ser y el vivir…Es un planteamiento y una toma de posición artística que invita al espectador a una contemplación activa, detenida. Un cambio en la percepción y en la visualización.

Este recorrido por lo frágil en el arte comienza en el siglo XX por Duchamp cuando embotelló aire o coleccionó polvo, con Klee, ..., Los povera, Manzoni, Fontana, los artistas ópticos y su experimentación de la luz, los minimalistas y su planteamiento de expresar lo máximo con lo mínimo o ya, desde perspectivas más contemporáneas los artistas que se expresan con la luz ((Kazue Taguchi, Olafur Eliasson...), los que trabajan con materiales efímeros (Llena, Goldsworthy, Gego, Lombardi…) las propuestas feministas con atmósferas poéticas (Bourgeois, Eva Hesse, Mira Schendel, Sue Blackwell...)

Una parte muy importante de mi quehacer artístico son los libros de artista planteados como cuadernos de viaje, memoria visual o síntesis gráfica de mis distintos proyectos en los que utilizo diferentes soportes y técnicas plásticas. En la edición de libros, de tirada siempre reducida, planteo una conjunción entre mi obra plástica y el texto de poetas y escritores, casi siempre amigos, como José Luis Jover con el cual ha hecho dos libros, el último en el 2009, Enrique Páez o Isabel Corella, así como intervenciones gráficas a partir de la obra de Julio llamazares o Mario Roso de Luna.

Madrid, octubre de 2012

molinocreativo 2011